China
, "City of life and death" (2009)
"Starman"

Primera Parte...
“Didn't know what time it was the lights were low oh how
I leaned back on my radio oh oh...
Some cat was layin' down some rock 'n' roll 'lotta soul, he said
Then the loud sound did seem to fade a ade
Came back like a slow voice on a wave of phase ha hase
That weren't no D.J. that was hazy cosmic jive

There's a starman waiting in the sky
He'd like to come and meet us
But he thinks he'd blow our minds
There's a starman waiting in the sky
He's told us not to blow it
Cause he knows it's all worthwhile

He told me:
Let the children lose it
Let the children use it
Let all the children boggie”

Desafortunadamente conozco mucha gente idiota. ¿Y ustedes? De esos que las experiencias no les dicen nada, son incapaces de empatizar con un dolor ajeno, sorprenderse con las travesuras de los niños o guardar silencio en los momentos que significa el mayor consejo. Sé de esa gente porque a menudo –para mi fatalidad- se acercan por los motivos más insólitos, pero seguramente no soy el único, y seguramente ya tendrás en mente a gente de este tipo del cuál hablo. Es de esa que nunca suele escuchar y lo más trágico es que es consecuente porque siquiera le interesa lo que puedas decirle, sin embargo, son los primeros en disfrutar de manera orgásmicamente hedonista de la tragedia, muerte, masacres y violencia que puedan conocer sus perturbadas mentes, casi como se tratara de una relación sexual, o yo qué sé, lo que les estimule en igual condición. Si fuera psicólogo diría que es gente enferma, pero como no lo soy, digo que es gente estúpida.

En este grupo se encuentran esos que se tragan completamente la figura del héroe moderna, esa que dice que las atrocidades son completamente justificadas según sólo fines “estéticos”, los que se compran el cuento de la voluntad heroíca en las batallas y se enorgullecen de las masacres militares; los que encuentran atractiva las formas novedosas de matar, o disfrutan de un relato sangriento tanto en películas como en libros –si es que alguna vez leen-; los que se quedan con lo superficial de drama y mientras más bizarro y hemoglobínico sea mejor; son los que no son capaces de contrate el argumento de una película sólo con un gran esfuerzo son capaces de contarte la escena más violenta, sangrienta, macabra o deshumanizada y cree que eso tiene mérito por si mismo en la película. Son esos tipos que gozan cuando Miike hace alguna bizarra representación audiovisual, violenta, sexual u onírica, y si les pregunta que ha querido decir o porqué ha puesto esa escena o secuencia en sus films seguro te dirán con una nerviosa risita algo del tipo de que Miike está loco, que está enfermo, etc, etc, y rematarán con algo así como “pero es un genio”. Ahí es donde no sé si llorar o reírme, pero generalmente opto por no hablar nunca más de cine o algo similar con él. En definitiva, son esos tipejos que suelen abundar en el mundo, no aprecian nada en profundidad y buscan “emociones fuertes” para llenar sus propios vacíos como seres humanos. Algo patético, pero vislumbrando la generalidad, muy merecido para ellos.

Hablo un poco del tema en referencia de todo el dolor y drama contenido en el film “City of Life and Death”, también conocida con el título de “Nanking Nanking”, del director Chuan Lu. Y en parte porque una buena cuota de personajes pudieran estar considerados dentro de esta categoría de gente enferma –…mente idiota- que hago referencia en esta entrada.

"The Missing Gun" (2002)

El director del film no tiene mucho tránsito filmográfico, sin embargo puedo garantizar que su trayectoria va en ascenso. Parte con una película sin deslumbrar pero cumpliendo los objetivos para dejar conformes a muchos, me refiero a “The Missing Gun” del 2002, paso mucho por la mezcla de códigos genéricos e intentos por demostrar un estilo-aspiración que ya hablaba bien de él como director-, pero debido seguramente a la experiencia, motivaciones poco a poco la película se diluye. No siendo una excelente película tiene reconocimiento sobre todo porque se ve en Chuan Lu un talento en proyección. Luego, el 2004 marca una diferencia bastante notoria con “Kekexili”, película muy bien lograda con mucho argumento y bastante bien retratado. Producción al nivel de la historia, actuaciones muy buenas y elementos como fotografía, puesta en escena, dirección de actores y montaje muy destacables. Gracias a todo ello no fue novedad que ganara en Berlín en una categoría especial, ganara en Hong Kong, como la mejor película, en Shangai y Tokio la mejor dirección, y la lista sigue sumando en nominaciones y premios. Sin duda la experiencia de “The Missing Gun” fue aprovechada en un 100%. Esta vez un guión poderoso, contingente y atemporal como lo es la problemática ambiental. Con gran pericia supo establecer la conexión desde lo argumental hacia lo meramente estético, todo ello utilizando como catalizador el poder que otorgan los códigos del drama, principalmente los que están al servicio de la temática bélica.

“The Mountain Patrol” (2004)

The Mountain Patrol” -como también fue conocido el film-, da cuenta del precio de la necedad, pero también el valor de la convicción. El alma de la montaña también se perpetúa en sus habitantes y cuando ese relato es puesto al servicio de un mensaje poderoso, basado en hechos reales y técnicamente muy bien contado y dirigido, estamos ante una gran película.

Así, llegamos al año 2009 y su reciente entrega. Esta vez se puede apreciar claramente como Chuan Lu ha crecido. Se nota a cabalidad que no sólo ha digerido sus experiencias pasadas, sino que ha dado un paso difícil en los directores, y éste es el alimentarse de esas experiencias. Muchas veces directores muy buenos, otras veces muy prometedores, filman sobre temáticas, preferencias argumentales o técnicas, o en otros casos la contingencia, pero cuesta que esa experiencia, tan “de hacer cosas”, se traduzcan en una línea conceptual que finalmente hará que su trabajo sea coherente, y en consecuencia, le de un estilo que logre hacer escuela en cuanto a dirección. El director debe lograr esa conexión con sus experiencias -sin olvidar lo que hemos hablado al comienzo de esta entrada en referencia a nuestras capacidades como seres humanos-, es sólo de él el trabajo de no sólo tomar conciencia de sus logros sino que de alimentarse de ellos en beneficio de un nuevo material. En ese sentido la labor del director, es una labor artística, no exclusivamente técnica, y es la que hará la diferencia entre un “buen director”, un “gran director” y un “maestro”. Si pierde esa conexión, finalmente no hará cine sino sólo películas.


"City of Life and Death”(2009)

“There’s a starman waiting in the sky
He’d like to come and meet us
But he thinks he’d blow our minds

There’s a starman waiting in the sky
He’s told us not to blow it
Cause he knows it’s all worthwhile”

La poesía es lo más cercano a “la verdad” del hombre, lo que nos define o lo que somos en esencia. Seguramente la razón es porque existen menos intermediarios entre nuestras mentes y esta idea esquiva llamada “verdad”.

¿Han escuchado hablar alguna vez de “Ziggy Stardust”? Bueno, algunos seguramente no. “Ziggy Stardust” es uno de los alteregos de David Robert Jones , también mundialmente conocido como David Bowie, un talentoso excéntrico, artista y músico que se diera a conocer por allá por los años setenta, mezclando la Psicodelia y el Glam Rock, artes teatrales y experimentales, todo al servicio de la música. Bowie por allá por 1972 da con el álbum, que según la crítica, es uno de los 25 mejores de todos los tiempos en la historia de la música. Me refiero a “The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars”.

“The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars”( 1972)

El disco parte con una propuesta conceptual increíblemente bien pensada y desarrollada. Bowie crea un personaje extraterrestre con la misión de advertirnos sobre el fin del mundo.

Así, “Ziggy Stardust”, este extraterrestre parte con el mensaje apocalíptico anunciándonos que dentro de cinco años el mundo se acabará, todo ello en el primer track del album llamado adecuadamente “Five years”. Luego, con el segundo sencillo, “Soul Love”, Ziggy se emociona al descubrir que dentro de estas áridas tierras existe el amor. Posteriormente en “Moonage Daydream” este extraterrestre despierta en una tormenta de ideas y se propone formar una banda de Rock con la cuál comunicar su mensaje estelar. Y sin dilatar más las líneas, es en el cuarto single llamado “Starman” -citado en la entrada-, donde los niños de la tierra son protagonistas. En este tema surge una conversación entre dos de ellos. Ziggy se ha contactado a través de la radio, comunicando su profundo e importante mensaje a los humanos.

¿Pero dónde está el sentido de todo esto? ¿Por qué extraña razón pongo estas líneas siendo que debiera comentar una película asiática?, pues razones pueden existir muchas. Algunos ya empiezan a ver cierta lógica en todo, en cambio a otros nos tienen que ayudar un poco, es tal cual lo que propone Bowie con la creación de su personaje.

“Hay un hombre estelar esperando en el cielo,
Le gustaría venir y encontrarse con nosotros
pero teme que perdamos el juicio.

Hay un hombre estelar esperando en el cielo
Nos ha dicho dicho que lo perderíamos -el juicio o razón-
pero sabe que bien vale la pena.”

De alguna manera “perder el juicio” constituye la metáfora para darnos esa esperanza necesaria que nos salvará del destino destructivo y apocalíptico al que estamos destinados. Luego de 5 años cobrará factura y hará que nuestro mundo se acabe según la ficción de Bowie, pero esos 5 años pasan a diario, muchas veces en segundos. Muerte, destrucción y deshumanización son tan recurrentes y cotidianos que ya no es difícil sorprenderse de algo. Así, “el extraterrestre” muchas veces cobra sentido, se vuelve real, un ente que empatiza con nuestras desgracias como humanidad y cobra conciencia y sentido en el mundo al que pertenece. Vivimos a través de ese paradigma, y en la medida que no se cambie, este nuevo hombre no será posible, estará condenado a vivir en las estrellas -sólo internamente- y no participar en el mundo. Todos somos en parte ese “hombre estelar” que espera en las estrellas, pero teme que si llega para quedarse, perdamos el juicio. Un juicio que hasta el minuto de nada nos ha servido, pero pesa el temor a descubrir otra existencia, algo para lo cual aún no estamos preparados.

Un poco de todo esto trata el film. Un drama bélico de la segunda guerra, pero por lo que ya adelantamos, no lejos de lo contemporáneo.

Ubicación geografica de Nanjing
Dar click para ampliar

Antes de continuar quisiera aclarar ciertos puntos. Sobre todo cuando se trata de una película que narra la coyuntura política o ideológica de facciones con intereses históricos, políticos o económicos que se arrastran hasta la actualidad: tiendo a observar con desconfianza. El cine es, además de un arte, un medio de comunicación potente en el cuál desde siempre se ha hecho proselitismo por lo que ante ese hecho siempre conviene establecerse desde la lejanía. Sin embargo, existe una dimensión innegable, donde nadie puede salir beneficiado sobre todo en acontecimientos bélicos, guerras o disputas de poder en donde existen gente, seres humanos, que sufren sin tener parte en ambiciones o responsabilidades de poder.

Bajo esa perspectiva -y siendo sincrónico con Ziggy-, es en lo que me quiero enfocar al comentar la película, fuera de todo lo que se pueda decir sobre las condiciones técnicas. Y antes, como ya es comúnmente acostumbrado, conviene dar la inevitable sinopsis del film.

City of Life and Death” (2009) es un drama bélico, rodado completamente en blanco y negro, algo tremendamente arriesgado sobre todo tratándose de una gran producción. Abriré un pequeño paréntesis para explicar que los realizadores no tienen la completa libertad de crear sus obras, siempre son dependientes del financiamiento, el cuál en gran medida es provisto por los productores que deben velar sobre la factibilidad económica del proyecto. Así, una gran producción bélica, donde hay explosiones, mucho humo, texturizaciones interesantes para dar la ambientación adecuada, además del gran trabajo en vestuario y atrezzo, no tendría que correr el riesgo de privar el color en beneficio de lo que seguramente le dará un toque de dramatismo. En el film el riesgo se corre y la apuesta se gana con creces.

"City of Life and Death”(2009)

Nanking Nanking” cuenta una parte de la historia bélica de la humanidad y a su vez parte de la historia común entre los países asiáticos, mucho de estos antecedentes explican en gran medida la idiosincrasia y formación cultural de los países en relación a sus vecinos.

El argumento está basado en hechos reales que acontecieron en pleno desarrollo de la segunda guerra chino-japonesa. La historia cuenta que el 13 de diciembre de 1937 tropas del ejército Imperial Japonés toma la capital de China de ese entonces, Nanking, resultado luego de un tiempo en uno de los actos bélicos más vergonzosos en la historia de la humanidad. La “Masacre de Nanking” también conocida como la “Violación de Nanking”, es motivo de vergüenza aún hoy en día por muchos sectores del Japón. En este período de semanas decenas de miles de soldados y civiles chinos fueron ejecutados, sin mencionar la cantidad de atrocidades, violaciones y vejámenes en contra de los derechos humanos que se perpetuaron en el periodo de guerra entre estos países. El relato argumental consta de una serie de historias todas conectadas entre sí al participan de un ambiente en común, una suerte de relato coral que pone énfasis en cada historia a lo largo del tiempo total de film.

Las historias van desde la ficción al relato histórico, donde es posible distinguir a John Rabe, un empresario nazi quien finalmente fue el responsable de la salvación de cientos de chinos amenazados de muerte, así como otras historias genéricas como el de un misionero extranjero, un arquetipo del soldado japonés de la época, un maestro de escuela, así como muchos personajes secundarios que en virtual simbiosis participan de los relatos siendo protagonistas de la situación general.

El film narra uno de los episodios más tristes de la historia bélica de oriente, sobre todo de la propia China, la que incluso hoy día, en el aniversario de este fatídico episodio suenan las sirenas en Nanjing, actualmente capital de la provincia oriental china de Jiangsu, lo que revive amargos recuerdos de los momentos más duros del pueblo chino durante la guerra contra la invasión japonesa. Miles de chinos de todos los escenarios políticos y socieles, incluidos compatriotas de Hong Kong y Taiwán se reúnen en el Museo de Nanjing para recordar a las víctimas de la masacre cada año.

Foto de Archivo "Masacre de Nanking"

Hay mucho que decir aún, existen antecedentes históricos, enfoques éticos, planteamiento argumental, realización técnica, actuaciones, entre muchos otros motivos para continuar la entrada por lo que esta vez optaré por cerrar la primera parte e inciar la otra mitad de la entrada.

Hace pocos años atrás se aprobó “La Declaración de Paz de Nanking”, en ella se hace un llamado desde los deudos, sobrevivientes, familiares y niños, así como cualquier otra organización pensada desde la creencia en el espíritu humano y su capacidad aprender de sus errores invitando a “aquellos que aman la paz para que se unan en la construcción de un nuevo mundo pacífico, armonioso y reconciliador”. De esta forma reconozco en el film la oportunidad de poder volver sobre nuestros pasos, ver la forma en que actuamos y finalmente revelarnos ante el letargo del tiempo -que nos tiene sumida la costumbre-, y creer un poco más en ese “hombre de las estrellas” que subyace en nosotros esperando un tiempo en el cual despertar.

Según “Ziggy” nos quedan cinco años, lo cierto es que a veces se siente una eternidad ya que la destrucción no parece acabar.


-Fin de la Primera Parte-

Comments (4)

On mayo 24, 2009 1:14 p. m. , DIALOGUISTA dijo...

Tu refleccion sobre la violencia es por demás acertada. Vivimos consumiendo violencia. Y poir alguna razon que no logro comprender (estupidez o enfermedad) parece que la violencia vende como si fuera chocolate. NO digo que los filmes no contengan violencia. Yo soy algor rara en ese sentdo, a algunos les escapo y otros sin embargo me gustan, es muy subjetivo el porque, creo que ni yo lo entiendo. Puede que tenga que ver con lo que se cuenta, más allá de la violencia. Si lo que se cuenta no es nada, y la unica excusa es mostrar escenas cargadas de atrocidades por ese simple hecho, hay es cuando me espanto.
Espero la segunda parte de tu reseña, para seguir conociendo más de esta peli!!
Saludos!!

P.D.: Me encantaria un resumen del festival que nos contaste!!

 
On mayo 25, 2009 5:37 p. m. , faraway dijo...

Salú Maedhroz, me gustó tu post y me interesa la peli, pero a mi me gustan mucho las bizarradas de Miike, y me parece un jodido genio.

Creo que hay una distancia inmensa entre el placer de ver violencia ficcional y el placer de ejercer la violencia. Los que sienten esto último son los enfermos. Es algo atávico el gusto por la violencia, y el arte muchas veces es un exabrupto de violencia, sino asomarse a la Ilíada, a la Biblia, a la literatura medieval...

Un abrazo!!

 
On mayo 25, 2009 10:20 p. m. , Maedhroz dijo...

Jajaja si, sabía que sacaría roncha eso de Miike y todo el rollo de la violencia. El punto es que creo haber definido exhaustivamente el tipo de personaje al cual me refiero. La violencia por si misma puede ser un recurso hasta poético, sin embargo el deleite de esta dimensión sólo con fines superficiales y sin fundamento, o por el sólo hecho ingrávido de ser algo "diferente", me parece un vicio muy recurrente en la actualidad que cada vez menos reflexiona sobre las cosas.

Personalmente condeno quien ejerce la violencia sin justificación, así como quien la celebra sin tener fundamentos.

Saludos!

 
On noviembre 18, 2011 12:07 a. m. , korean artists dijo...

i like it